¿Regalar una mascota por Navidad?

Regalar mascota

Se acercan las fiestas navideñas y con ello la preparación de los regalos de Navidad. Es cierto, que la mayoría de los niños piden como regalo una mascota, normalmente un perro o un gato, algo que muchas familias pueden considerar como un regalo idóneo para hacer feliz al niño, sin pensar en todas las responsabilidades que trae consigo el animal.
Algunas de las responsabilidades más importantes a la hora de adquirir una mascota se van a exponer a continuación.

Tiempo y compromiso

Aunque puede parecer algo lógico, a la hora de regalar una mascota, no se suele tener en cuenta la esperanza de vida de éstas, ya que la media de vida suele ser de 15 años para los perros, dependiendo también de la raza, debido a que los perros de tamaño pequeño suelen tener mayor esperanza de vida que los de tamaño mayor. Por otra parte, el promedio de vida de los gatos es de 12 años aproximadamente.

Cuidados y solvencia económica

Se debe tener en cuenta, que a la hora de tener una mascota hay que saber que ello conlleva una serie de gastos, tales como los cuidados veterinarios rutinarios, sin contar con que nuestra mascota puede enfermar, además de tener que facilitarle una alimentación adecuada a su raza y edad.

Responsabilidad

Hay que considerar que cuando se regala una mascota a un niño, él, no va a ser el único que vaya a responsabilizarse de sus cuidados, ya que los animales son seres vivos y no se les puede ver como un juguete.

Por lo tanto, se puede concluir con que, en la mayoría de las ocasiones son los padres los que terminan haciéndose cargo de la mascota, y es posible, que esto acabe derivando en una falta de atención, de tiempo, de cuidados y que por ello el animal sea abandonado.
Más allá de debatir acerca de si la mejor opción es regalar o adoptar una mascota, se debe educar al público de las obligaciones que conlleva adquirir un animal de compañía y valorar ventajas e inconvenientes antes de incluir un nuevo miembro en la familia.

FacebookTwitterGoogle+EmailCompartir